El SEF y Aidemar especializan durante un año en el cuidado de dependientes a 20 desempleados del Mar Menor

photo_2019-12-23_09-45-14

Varios de los participantes serán ahora contratados por la propia Aidemar

Este programa mixto, financiado con 323.000 euros, ha ofrecido prácticas en centros de día de San Javier y San Pedro del Pinatar

www.carm.es
Una veintena de desempleados de la comarca del Mar Menor se han especializado durante un año en el sector del cuidado de dependientes en instituciones sociales, gracias a un programa mixto de empleo y formación subvencionado con 323.000 euros por el Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF). El beneficiario de esa ayuda fue la Asociación para la Integración del Discapacitado comarca del Mar Menor (Aidemar), que ha sido la encargada de impartir esta iniciativa, y ahora contratará a varios de los participantes para que pasen a formar parte de su plantilla.

Así, tres de los veinte alumnos serán contratados de manera inmediata por la propia Aidemar, mientras que la previsión es que a lo largo del próximo mes de enero, otros cuatro alumnos sean incorporados. En cualquier caso, las anteriores ediciones de este tipo de iniciativas muestran una elevada inserción laboral del total de alumnos, ya sea en la propia Aidemar o en otras instituciones relacionadas con la especialidad de atención sociosanitaria.

Los participantes han sido personas en paro de entre 25 a 54 años con especiales dificultades para encontrar trabajo debido a su ausencia de cualificación. Sin embargo, este año de formación y prácticas remuneradas les permiten ahora acceder a un certificado de profesionalidad en la especialidad de ‘Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales’, que incrementa sus opciones de encontrar empleo en este sector.

Este título oficial, además de acreditar sus competencias en esta rama profesional, les capacita para trabajar como cuidadores en centros de día y residencias de la tercera edad, tanto públicas como privadas, atendiendo a mayores y a personas con discapacidad física, psíquica y sensorial.

Jose Tomás Piñera Lucas destacó que “se trata de un programa con un marcado carácter práctico, que hace que el alumnado adquiera las destrezas y competencias que le permitan abordar las tareas propias de este perfil con solvencia y eficacia. Los buenos resultados de inserción que arrojan estos programas nos demuestran que la formación, mucho más si se alterna con práctica laboral, es la pieza clave para acceder al empleo”.

Prácticas en centros de día

Tras recibir contenidos teóricos, los alumnos desarrollaron la fase práctica en instalaciones y servicios de Aidemar, concretamente los centros de día de San Javier, de San Pedro del Pinatar, y de Santa Rosalía (Torre Pacheco), así como en las viviendas residenciales. Los alumnos acumularon experiencia en todos los centros y servicios, en periodos de hasta tres meses, de forma que se enfrentasen a los máximos ámbitos de trabajo posibles y estuvieran así preparados de manera óptima de cara a una futura inserción laboral.